Recibe nuestras mejores ofertas exclusivas por e-mail

Santo Toribio Liébana

Visita: Santander, Ribadesella, Covadonga, Cangas de Onís, Santo Toribio de Liebana, León, Zaragoza y Logroño

Para reservar este circuito, contacta con nosotros a través del teléfono (+34) 917 71 43 58,
o del e-mail: booking@hayaperegrinaciones.com

DÍA 1. ORIGEN – ZARAGOZA

Salida en Autobús a la hora indicada, para dirigirnos a la ciudad de Zaragoza. Llegada y traslado al hotel. Por la tarde, visita guiada opcional de los lugares más destacados de la misma: Basílica de Ntra. Sra. del Pilar, Catedral de la Seo, Palacio de la Aljafería, centro histórico, etc. Posibilidad de celebración de la Santa Misa. Alojamiento en el hotel.

DÍA 2. ZARAGOZA – LOGROÑO – SANTANDER

Desayuno en el hotel y continuación hacia Logroño para realizar una visita guiada opcional por el centro de la ciudad: Catedral, Iglesia de Santiago el Real, etc. Continuación hacia Santander. Llegada y traslado al hotel, acomodación y alojamiento.

DÍA 3. SANTANDER – RIBADESELLA

Desayuno en el hotel y visita guiada opcional de la ciudad de Santander: las zonas verdes, el paseo a orillas del mar, el centro histórico, el Palacio de la Magdalena, la Catedral, el Gran Casino, etc. Continuación a Ribadesella.  Por la tarde, tiempo libre para disfrutar de la zona y descansar. Alojamiento.

DÍA 4. RIBADESELLA – COVADONGA – CANGAS DE ONÍS – RIBADESELLA

Desayuno en el hotel. Posibilidad de visita opcional al Santuario de Covadonga y posibilidad de celebración de la Santa Misa. Por la tarde la excursión opcional continua hasta la localidad de Cangas de Onís, sus construcciones regias desde el s. VIII, iglesias, palacios y casonas, así como el puentón. Regreso al hotel y alojamiento.

DÍA 5. RIBADESELLA – SANTO TORIBIO DE LIEBANA – LEÓN – ORIGEN

Desayuno y salida en Autobús por etapas, pararemos en Santo Toribio de Liébana para opcionalmente celebrar la Santa Misa y veneración de la reliquia de la cruz de Cristo. Continuación hasta León. Continuación hasta nuestra ciudad de origen. Llegada, fin de la peregrinación y de nuestros servicios.

SANTAGIO DE COMPOSTELA (Galicia)

En Santiago de Compostela alcanzarás la meta del Camino de Santiago, un recorrido que te supondrá una experiencia única. Sentirás una sensación de logro al llegar con tu mochila y divisar desde lejos las torres de su Catedral.

Si has realizado tu viaje en bicicleta, podrás entrar con ella, triunfante e ilusionado, en la misma Plaza del Obradoiro. Y si tienes previsto viajar a lomos de un caballo, deberás avisar con antelación a la Policía Local para que te deje situarte frente a la Catedral. Después de ver paisajes fascinantes y de conocer a gente entrañable, seguro que te apetece compartir con ellos el plan de entrar a la Catedral, asistir a las 12 de la mañana a la misa del peregrino y dar un abrazo a la estatua de Santiago, como manda la tradición.

Tu viaje perfecto se completará con un paseo por el casco antiguo, lleno de iglesias, restaurantes y toda clase de tiendas en las que comprar un recuerdo de un viaje inolvidable.

RUTA DE LOS MONASTERIOS

Los monasterios situados en el valle del río Najerilla o cercanías (La Rioja) constituyen ejemplos de primer orden por su belleza, diversidad de estilos artísticos e importancia histórica. Estas instituciones, surgidas en la Edad Media, han resultado de importancia capital en el proceso de nacimiento de la lengua castellana y en la transmisión de conocimientos en las épocas más oscuras. Además, la mayoría de ellos se encuentra en entornos naturales de un gran valor ecológico y enorme belleza que merecen ser visitados con calma.

A 14 kilómetros de Anguiano, en las estribaciones de la sierra de San Lorenzo y en medio de un soberbio paisaje de robledales, hayedos y pinares, se encuentra el monasterio benedictino de Valvanera, que guarda en su interior la imagen de la patrona de La Rioja, la Virgen de Valvanera, por lo que es un punto de encuentro de peregrinaciones marianas. El cenobio original fue construido en el siglo IX, aunque todo ha sido restaurado en la actualidad. Merecen una visita detenida la iglesia, del siglo XV, y la biblioteca, con numerosos libros valiosos entre los que sobresale un códice miniado del siglo X.

En San Millán de la Cogolla se encuentra el conjunto de monasterios de Suso (o de arriba) y de Yuso (o de abajo), los más conocidos de La Rioja y que fueron incluidos por la Unesco en 1997 dentro de su listado de obras Patrimonio Cultural de la Humanidad. El primero y más primitivo, Suso, tiene su origen en el siglo VI, aunque sufrió reformas y ampliaciones hasta el XI. Fue originalmente un simple conjunto de cuevas que servían de refugio a los eremitas, a las que más tarde se añadió una iglesia de dos naves separadas por tres arcos de herradura. En la galería del claustro destacan las tumbas de los siete infantes de Lara y de tres reinas de Navarra. En su scriptorium se anotaron las primeras palabras que se conservan de la lengua castellana, en las llamadas glosas emilianenses (siglo X), donde un copista anónimo anotó en los márgenes o entre líneas del códice el significado vernáculo de algunas palabras latinas. También en este monasterio escribió durante el siglo XIII Gonzalo de Berceo parte de su obra.

Descendiendo el valle, el segundo monasterio del conjunto, el de Yuso, fue erigido en 1053 bajo el reinado de García Sánchez de Navarra. Lo más interesante es el claustro gótico, la iglesia —del siglo XVI, que consta de tres naves con crucero y cimborrio ovalado—, la sacristía, el salón de los Reyes, el Museo, que alberga importantes obras de arte (reliquias, arquetas…) y la biblioteca, con una importante colección de incunables y pergaminos y una copia facsímil de las glosas emilianenses.

Santa María la Real de Nájera fue mandado construir también, como Yuso, por el rey don García a mediados del siglo XI con parte del botín que consiguió en la conquista de Calahorra, y fue reconstruido en el siglo XV, por lo que prevalece la traza gótica y renacentista. Destaca la torre prismática del XVII y los contrafuertes cilíndricos que le dan aspecto de fortaleza, y en el interior, la sillería del coro es un magnífico ejemplo de estilo isabelino. El claustro de los Caballeros, de estilo gótico y levantado en el primer cuarto del siglo XVI, debe su nombre a la existencia de numerosos enterramientos de miembros de la nobleza. Allí se encuentra el sarcófago del caballero Garcilaso de la Vega, muerto el año 1367 en la batalla de Nájera, y también el mausoleo de don Diego López de Haro. Por último, el panteón acoge los restos de varios reyes de Navarra. La lápida románica de doña Blanca es la tumba más hermosa. En la misma localidad de Nájera se encuentra el monasterio de Santa Elena, del que merece la pena visitar, dentro de su iglesia, el altar mayor y la sillería del coro.

El siguiente hito en el camino es el monasterio de Santa María del Salvador, en Cañas, cuna de Santo Domingo de Silos, uno de los ejemplos más interesantes de arquitectura cisterciense de España, mandado edificar en el siglo XIII por doña Urraca López de Haro. La iglesia, del siglo XII, muy luminosa, consta de tres tramos, crucero y tres ábsides. En la sala capitular se alza una gran columna en forma de palmera cuyas ramas se reparten hacia los cuatro tramos de crucería apoyando la bóveda. Los ventanales aparecen adornados con motivos florales. Una visita sosegada a la comunidad riojana merecería que nos detuviésemos también en los monasterios de San José (Calahorra), Santa María de la Estrella (San Asensio), La Piedad (Casalarreina), La Anunciación (Santo Domingo de la Calzada) y Vico (Arnedo).

RUTAS MARIANAS

Zaragoza - Huesca - Barcelona. Te proponemos recorrer el itinerario de la Ruta Mariana. Conocerás tres de los santuarios marianos más importantes y reconocidos de Europa y América: los del Pilar, Torreciudad y Montserrat. Además, encontrarás una riqueza cultural, natural y gastronómica que merece la pena descubrir. Esta ruta acoge anualmente entre sus tres santuarios alrededor de seis millones de personas, lo que refleja el gran atractivo que posee. No se trata de un itinerario de contenido exclusivamente religioso, ya que si lo realizas, también podrás conocer destinos turísticos con una gran oferta cultural y bellos espacios naturales. Existen varios modelos de recorridos para conocer los tres santuarios, ya que tú eliges cuál visitar primero. Sin embargo, aquí te proponemos uno de ellos: Basílica de Nuestra Señora del Pilar:

Puedes empezar tu ruta en la ciudad de Zaragoza (la capital de Aragón). En pleno centro de la misma y a orillas del río Ebro, hallarás el que se conoce como primer santuario mariano del mundo, el del Pilar. Te asombrará la belleza de esta joya del barroco aragonés, que cuenta en su interior con obras de gran valor como las pinturas de Goya, el retablo plateresco o la espectacular Santa Capilla, que alberga la venerada imagen de la Virgen del Pilar. También en Zaragoza encontrarás otros atractivos como la Catedral de La Seo o el Palacio de La Aljafería. Antes de dirigirte a Torreciudad, y aunque suponga alejarte un poco del itinerario, te aconsejamos viajar hasta dos de las construcciones monásticas más bellas e importantes de Aragón. En primer lugar, el Monasterio de Sigena, en Villanueva de Sigena, que durante más de cuatro siglos sirvió de refugio espiritual de la nobleza femenina. En segundo lugar, el Monasterio de Rueda, en Sástago, uno de los conjuntos monásticos cistercienses más importantes de los construidos en Europa entre los siglos XII y XIII. Aprovecha tu recorrido por esta zona para conocer el curioso desierto de Monegros, con un ecosistema único en Europa.

De El Pilar a Torreciudad: No muy lejos de Zaragoza (a unos 70 kilómetros) se encuentra la ciudad de Huesca. Te encantará pasear por su casco antiguo y fotografiar la Iglesia de San Pedro el Viejo y la Catedral. Desde allí, puedes adentrarte en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. Después, puedes dirigirte hasta Barbastro y un poco más adelante a Torreciudad. Su santuario es un importante centro de devoción. Al estar en lo alto de la montaña, cuenta con un entorno natural único, y desde allí obtendrás grandes vistas panorámicas sobre el Pantano de El Grado. Recuerda además, que estás en la región de los vinos de la Denominación de Origen de Somontano, así que aprovecha para catar uno de estos deliciosos caldos. Antes de partir al tercer santuario de esta ruta, te recomendamos que conozcas el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, una de las grandes maravillas naturales que posee Aragón y que además está declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

De Torreciudad a Montserrat: De vuelta a Barbastro, puedes aprovechar para conocer la Catedral y el Palacio Episcopal (con su Museo Diocesano) de esta localidad. Aquí se conservan obras de valor como la mitra de San Vitorián, un capitel de la antigua mezquita de Barbastro o el Cristo de San Juan de Toledo de La Nata. Alrededor de 220 kilómetros separan a Barbastro del siguiente destino: Montserrat. Para llegar hasta allí te recomendamos pasar primero por Monzón. La Catedral y el Castillo del siglo IX son sus principales monumentos. Siguiendo por Binéfar, te adentrarás en la provincia de Lleida (Cataluña), una zona perfecta para disfrutar de los deportes de aventura y del turismo rural. Antes de llegar a Montserrat, también es aconsejable hacer una parada en la ciudad de Lleida. Después, ya en la provincia de Barcelona, sólo te quedará subir por una carretera de montaña entre increíbles formas rocosas hasta llegar al Santuario de Montserrat. Al estar situado en la montaña más emblemática de Cataluña, sentirás que estás en un auténtico museo al aire libre.

RUTA DE LOS TRES TEMPLOS (Guipuzcoa)

Te invitamos a sumergirse en el corazón de los mágicos valles de Guipúzcoa, en el País Vasco, al norte de España. Allí la naturaleza envuelve tres monumentos religiosos de estilos artísticos distintos, rodeados de leyendas y que forman la “Ruta de los tres templos”. ¿Te gustaría descubrir cuáles son a lo largo de este trayecto? Acompáñanos en un viaje por algunos de los enclaves más bellos de la España Verde. Existen hermosos lugares que parecen evocar el pasado y llamar a la espiritualidad. Es el caso del Santuario de Loyola, la Ermita de Santa María La Antigua y el Santuario de Arantzazu, los tres templos emblemáticos que constituyen esta ruta de unos 40 kilómetros por el interior de Guipúzcoa. Además, y pesar de su reducida distancia, este trayecto esconde todo un mundo lleno de bellos espacios naturales como los valles de los ríos Urola y Deba, caseríos tradicionales y la cultura y el rico patrimonio artístico del País Vasco. Comenzamos el recorrido: Lugar de nacimiento de San Ignacio de Loyola Una de las opciones es iniciar la ruta en Azpeitia y en su más famoso edificio:

El Santuario de Loyola, del siglo XVII. Cuando lo conozcas, no sólo estarás ante el primero de los templos de este recorrido, sino ante una de las construcciones barrocas más singulares del mundo. Este santuario fue levantado en honor a San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús. Te sorprenderá por su espectacular cúpula, su retablo mayor hecho con materiales como mármoles o jaspes, por su escultura de San Ignacio en plata o por los amplios jardines que lo rodean. Además, el conjunto del Santuario alberga la Casa-Torre de los Loyola, donde nació el santo, o el museo etnográfico Caserío Errekarte. Una vez en Azpeita, otro de los planes que te proponemos es visitar el Museo Vasco del Ferrocarril o realizar un paseo en bicicleta por el trazado del antiguo trazado del ferrocarril del Urola. “La catedral de las ermitas”

Si continúas hacia el interior y a unos 20 kilómetros de Azpeitia, encontrarás la población de Zumárraga, muy ligada a la cultura del hierro (posee restos de antiguas ferrerías, molinos y presas) y con un rico patrimonio artístico. Pero lo que sin duda te recomendamos visitar, pues constituye el segundo monumento de esta ruta, es la Ermita de Santa María La Antigua, también conocida como “la catedral de las ermitas” y que al parecer fue construida sobre un antiguo fuerte del siglo XII. Cuenta la leyenda que cuando los cristianos comenzaron a construirla, gentes de otras religiones quisieron destruirla lanzando piedras. Sin embargo, no sólo no lo consiguieron, sino que los lugareños usaron esas piedras para terminar la iglesia. Una vez conocida su historia, déjate deslumbrar por su exterior románico, su puerta gótica y por su sorprendente interior de piedra y madera. Toda fecha es buena para visitarla, pero apunta estas citas: a principios del mes de julio, y junto a la ermita, se realiza el baile tradicional vasco ezpata-dantza debido a las fiestas patronales. Además, el templo también es testigo del Festival de Música de la Antigua (los domingos de septiembre) y el Concurso de Coros de la Antigua (en mayo). Por último, seguro que también le interesa saber que desde esta ermita parte un recorrido para ver los monumentos funerarios megalíticos hallados en Zumárraga. El arte contemporáneo en su máximo esplendor La última parada de la ruta se sitúa a poco más de 20 kilómetros de Zumarraga, en Oñati, y a los pies del Parque Natural de Aizkorri-Aratz.

Allí se levanta el Santuario de Arantzazu, enmarcado dentro del arte religioso contemporáneo y especial por varios motivos. En primer lugar, el origen de su nombre. Así, según la leyenda, en esta zona, a un pastor se le apareció la imagen de la Virgen sobre un espino y éste, asombrado, le preguntó en el idioma vasco: Arantzan zu? (¿Tú, en un espino?). A partir de entonces, y durante varios siglos, el santuario de Arantzazu se convirtió en lugar de devoción y, después de sufrir varios fuegos se decidió construir una basílica nueva que tuviera suficiente capacidad para los peregrinos y que fue abierta al público en 1955. Aquí nace la segunda razón por la que se hace imprescindible la visita: algunos de los mejores arquitectos vascos contemporáneos crearon el nuevo santuario y hoy puede admirar sus cuatro puertas de hierro de Eduardo Chillida, se espectacular retablo de más de 600 metros cuadrados, las pinturas modernistas de su cripta o el juego de luces de sus vidrieras. Como última razón, te aseguramos que se sentirás especial, en paz y libre en los alrededores naturales del santuario, pues se sitúa sobre un precipicio y está rodeado de un bosque de encinos centenarios. Además, si te consideras un amante de la naturaleza y el deporte, desde Arantzazu podrás subir al monte Aizkorri (1.531 metros), descubrir los restos megalíticos de las campas del Urbia o visitar las galerías subterráneas de la Cueva de Arrikrutz (que posee guías en varios idiomas). Contacta con la oficina de turismo de Oñati para obtener toda la información. Además, en el propio santuario se encuentra un punto de información turística que abre los fines de semana, en Semana Santa y en verano. Y muchos otros destinos que podremos ofrecerte. No dejes de consultarnos.

EL PRECIO INCLUYE:
  • Autobús de lujo durante todo el recorrido. Salida y regreso a Madrid.
  • Seguro de viaje
  • 4 noches de alojamiento en hoteles de categoría 2* / 3*  en régimen de Alojamiento y desayuno.
  • Traslados indicados en el itinerario
  • Asistencia telefónica 24 horas.
EL PRECIO NO INCLUYE:
  • Excursiones o visitas mencionadas como opcionales.
  • Guía y entradas
  • Extras del cliente.
  • Almuerzos y cenas durante el viaje.
  • Propinas y tasas de alojamiento si las hubiera.
  • Cualquier otro aspecto no reflejado en el apartado "El precio Incluye".

Este precio está basado en periodo de temporada baja y para un mínimo de 30 participantes.

USO DE COOKIES
Uso de Cookies. www.hayaperegrinaciones.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de cookies.