Recibe nuestras mejores ofertas exclusivas por e-mail

Roma a la carta

Elija uno de los hoteles que le recomendados y las excursiones que quiere reservar. Le hemos seleccionado lo más imprescindible para que su visita a la "Ciudad Eterna" sea inolvidable.

Ver disponibilidad y precios
Calendario de
Circuito Tierra
Fechas disponibles
Calendario de
Circuito con Vuelos
Fechas disponibles
Pago fraccionado
30% al realizar la compra en la web
70% 30 días antes del inicio del viaje

Roma a la carta

Este paquete está pensado para que el viajero pueda confeccionar su propia estancia en Roma, reservando vuelos y pudiendo reservar con antelación las visitas más destacables y populares de esta "Ciudad Eterna", así como otras que le recomendamos.

Los traslados de llegada y salida de Roma no están incluidos, pero puede solicitarlos a parte.

DOCUMENTACIÓN

¿Qué documentos se necesitan para entrar en Italia? Los ciudadanos de los países de la Unión Europea que hayan firmado el Tratado de Schengen sólo necesitan el carné de identidad o el pasaporte en vigor. Los ciudadanos procedentes de todos los demás países tienen que presentar en la frontera el pasaporte y, en los casos en que sea necesario, también el visado, que debe indicar la duración de la estancia y el lugar de destino. El visado se debe solicitar en los consulados italianos del país de residencia especificando el motivo del viaje. Por lo general, se obtiene en un plazo de 90 días a partir de la solicitud. Una vez en el destino, si no se pernocta en una estructura hostelera, es necesario inscribirse en la jefatura de policía en un plazo de ocho días a partir del día de llegada. Si los turistas pernoctan en hoteles u otros tipos de estructuras de alojamiento turístico, la inscripción será realizada en la recepción de dicha estructura.

DINERO

¿Qué moneda se usa en Italia? Desde el año 2001, la moneda que se usa en Italia es el euro. Un euro se divide en 100 céntimos. Existen ocho monedas distintas (de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos; y de 1 y 2 euros) y siete billetes (de 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 euros). Tarjetas de crédito Además de en metálico, en las tiendas se puede pagar con las tarjetas de crédito más comunes. Se trata de un sistema de pago habitual en las tiendas italianas, que suelen exponer en la entrada los símbolos de las tarjetas de crédito que aceptan. Para pagar con tarjeta de crédito, es necesario mostrar un documento de identidad. En los bancos se pueden cambiar cheques de viaje (en dólares o en euros). Propinas Las propinas no son obligatorias. En Italia no hay normas consolidadas en lo que se refiere a las propinas, aunque es habitual dejar una cantidad equivalente aproximadamente al 10% del total de la cuenta, en caso de que el cliente esté satisfecho del servicio recibido.

CLIMA

En Italia hay diferencias climáticas notables entre el norte y el sur: las características varían en función de la zona en que nos encontremos. En el norte (la parte comprendida entre los Alpes y los Apeninos toscoemilianos), el clima es severo: los inviernos son muy fríos y los veranos, muy cálidos, con altos niveles de humedad. En el centro, comprendido aproximadamente entre Liguria y la zona de Roma, el clima es templado y la diferencia de temperatura entre el verano y en invierno es inferior a la que se da en el norte. El período frío es más breve y menos intenso que en el norte y el verano es más largo, pero no suele haber el bochorno que afecta a las ciudades septentrionales, gracias a la acción mitigadora del mar, que alcanza casi toda la zona. En el sur y en las islas, el invierno nunca es muy rígido, y en otoño y primavera hay temperaturas cercanas a las que se dan en verano en otras zonas de Italia.

TURISMO RELIGIOSO

Italia, corazón de uno de los centros más significativos de la espiritualidad mundial, lleva siglos siendo destino de quienes hacen de la fe una razón de vida y de quienes quieren conocer las raíces de un mundo que ha sabido crear arte, arquitectura y objetos de inestimable valor. Tierra de algunos de los peregrinajes más importantes del mundo, Italia está llena de lugares de devoción y de culto: San Giovanni Rotondo, la ciudad donde vivió y trabajó el Padre Pío, Asís, la ciudad de San Francisco, con su maravillosa Basílica y el Sacro Convento, y el santuario de Loreto, uno de los centros espirituales y culturales más importantes y conocidos de Europa. Pero el destino por excelencia del peregrinaje religioso es, sin duda, Roma, capital del Cristianismo y sede del Papado, donde se encuentra la Basílica de San Pedro, la iglesia más grande de la Cristiandad. Otra de las numerosas metas es Turín, donde se conserva la Sábana Santa, la reliquia con la imagen indeleble de Cristo después de la crucifixión, que se puede visitar durante la Ostensión. Italia es un destino único y obligado para los que quieren recorrer los caminos históricos de la fe, como la Vía Francígena, descubrir los numerosos lugares de culto presentes en todas las regiones o, simplemente, emprender un viaje espiritual para descubrir el patrimonio artístico, cultural y de fe del país.

Lugares reconocidos por la UNESCO

Italia acoge 54 lugares reconocidos por la Unesco en la lista del Patrimonio de la Humanidad, la World Heritage List. Lugar Patrimonio de la Humanidad es la denominación oficial de estas áreas que según la Convención sobre el Patrimonio de la Humanidad tiene com objetivo identificar -siguendo criterios bien precisos- zonas y lugares de particular importancia desde un punto de vista cultural, artístico, arqueológico y paisajístico. Con 54 lugares incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad, Italia se sitúa a la cabeza de los países en cuanto a número de reconocimientos obtenidos. Se trata de lugares bien conocidos como los Dolomitas, la ciudad de Verona, Ferrara y el Delta del Po, los cascos históricos de San Gimignano, de Florencia y de Roma, Villa Adriana y Villa D’Este en Tívoli, el yacimiento arqueológico de Pompeya, Herculano y Torre Annunziata, los “Sassi” y las Iglesias Rupestres de Matera, al Costa Amalfitana, las islas Eolias, etc. Todos ellos lugares que, al menos una vez en la vida, han sido frecuentados destinos de viaje para conocer y vivir la historia, el arte y la cultura de Italia. Con renovado afán por parte de las instituciones a la hora de tutelar estos bienes, la invitación, válida para todos, es para conocerlos mejor. Comenzamos aquí nuestro viaje a través de lugares encantados y llenos de vida, de pasiones y de deseos.

CULTURA, ARTE E HISTORIA

Italia ha estado y está en el centro de la historia, de la cultura y del arte de la antigüedad. Muchas son las pruebas de las civilizaciones del pasado que se sucedieron, reunidas en los museos, colecciones o yacimientos arqueológicos, o que todavía forman parte del panorama de nuestra cultura moderna. Las obras de arte están por todas partes y cada rincón del país reserva infinitas y maravillosas sorpresas. El nuestro es uno de los mayores patrimonios artístico-culturales del mundo. Italia es el país con mayor número de bienes culturales y artísticos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Son 53 los lugares italianos incluidos en la Lista del Patrimonio de la Humanidad, la World Heritage List. Roma, Florencia, Asís, Venecia, Siena, Pisa o Nápoles son sólo algunas de las más conocidas ciudades artísticas del país, sin embargo el territorio está plagado de centro históricos de incomparable belleza. Los números o confirman: 95.000 iglesias monumentales, 40.000 fortalezas y castillos, 30.000 mansiones históricas con 4.000 jardines, 36.000 archivos y bibliotecas, 20.000 centros históricos, 5.600 museos y yacimientos arqueológicos y 1.500 conventos. En Italia es posible descubrir las residencias privadas de familias antiguas y nobles, visitar museos de fama mundial, como la Galería de los Uffizi de Florencia, los Museos Capitolinos de Roma y la Pinacoteca de Brera de Milán, o descubrir excepcionales yacimientos arqueológicos, como Pompeya y Herculano, donde se puede respirar la historia de un pasado emocionante y grandioso. Y mucho más: numerosas son las citas literarias, artísticas, musicales que animna la vida italiana. Italia es un enorme conjunto de obras donde el paisaje y la cultura viven en comunión natural con la historia y el arte, la arquitectura y el urbanismo: visitar Italia es un viaje emocionante que empieza en la época de los antiguos romanos y griegos hasta llegar a nuestro tiempo, igualmente rico en atractivos artísticos y culturales.

VIAJES A ITALIA Y EL VATICANO: El país del arte, la religión y la cultura antigua

Viajar a Italia es viajar a uno de los destinos más atractivos y populares de Europa. Si te gusta la historia, la religión y la cultura antigua, deberás incluir en tu viaje Italia: Roma, Florencia o Venecia y si te gusta la costa deberás visitar Nápoles, Capri, Cerdeña o Sicilia. Roma, “la ciudad eterna” junto con el Vaticano y su capilla Sixtina te esperan para descubrir su gran cantidad de iglesias, basílicas, fuentes, el Coliseo, el Partenón, los foros romanos convirtiéndola en una de las ciudades imprescindibles para viajar al menos una vez en la vida. Italia es el país que nunca querrás marchar, de gente encantadora, con un clima insuperable y sus contrastes hacen de cualquier viaje a Italia sea una experiencia maravillosa e inolvidable.

Ver disponibilidad
y precios