Recibe nuestras mejores ofertas exclusivas por e-mail

Tras San Juan Pablo II

Visita: Varsovia, Niepokalanow, Czestochowa, Auschwitz y Cracovia

Para reservar este circuito, contacta con nosotros a través del teléfono (+34) 917 71 43 58,
o del e-mail: booking@hayaperegrinaciones.com

DÍA 1. ORIGEN - VARSOVIA

Salida en avión con destino Varsovia (Polonia). Llegada, recogida de equipajes. Traslado al hotel, acomodación y día libre para realizar visitas por cuenta propia a algún lugar de interés, recomendamos visitar la Ciudad Vieja donde se encuentran pintorescos callejones con galerías de arte, exposiciones, cafeterías y restaurantes. En la Ciudad Vieja visitar la Plaza del Castillo con la Columna del Rey Segismundo, La Catedral gótica de San Juan del siglo XIV, la pintoresca Plaza del Mercado, la Barbacana, la casa de María Curie. Importante también visitar la zona del antiguo gueto junto al Teatro de la Ópera y la Tumba del soldado desconocido, el centro comercial y el Palacio de Cultura, el símbolo de la ciudad. Alojamiento.

DÍA 2. VARSOVIA - NIEPOKALANOW - CZESTOCHOWA

Desayuno en el hotel y salida hacia Czestochowa. En ruta se podrá realizar visita opcional a Niepokalanów para visitar el Santuario de San Maximiliano Kolbe y Santa Misa en el Santuario. Llegada a Czestochowa., traslado al hotel y acomodación. Tiempo libre para poder visitar por cuenta propia algún lugar de interés, recomendamos visitar el Monasterio de Jasna Gora: Basílica de la Santa Cruz, la capilla barroca de San Pablo, la capilla de las Reliquias y los Jablonowski, la capilla de la Natividad de Santa María. Sin olvidar el Monasterio-Fortaleza de Jasna Gora con su famosa imagen de "la Virgen Negra" visitada anualmente por más de cinco millones de peregrinos. Alojamiento.

DÍA 3. CZESTOCHOWA - AUSCHWITZ - LAGIEWNIKI - CRACOVIA

Desayuno en el hotel y salida hacia Cracovia. En ruta se podrá realizar una visita opcional a Auschwitz – Birkenau, para conocer el que fue terrible campo de concentración nazi, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La visita incluye la celda de San Maximiliano Kolbe y el Museo del Martirio. Llegada a Cracovia. Traslado al hotel y acomodación. Tiempo libre para visitar algún lugar de interés, recomendamos la visita del Santuario de la Divina Misericordia y La Divina Misericordia en mi alma", a quien el Papa, San Juan Pablo II, llamó apóstol de la Divina Misericordia, que vivió y murió en el Convento. Se podrá celebrar la Santa Misa en el Santuario. Alojamiento.

DÍA 4. CRACOVIA - ORIGEN

Desayuno en el hotel. A la hora acordada, traslado al aeropuerto para trámites de facturación y salida en avión con destino a nuestra ciudad de origen. Llegada, fin del viaje y de nuestros servicios.

VARSOVIA

La capital de Polonia, Varsovia, se encuentra en el centro del país y está localizada sobre las principales rutas de tránsito internacional. Ocupa ambas orillas del río Vístula, la ciudad tiene una población de casi 1.7 millones de habitantes. La característica más llamativa de Varsovia ha sido su regeneración, después de su devastación durante la Segunda Guerra Mundial. Las primeras bombas de la Luftwaffe alemana cayeron en la ciudad al amanecer del 1 de septiembre de 1939. Durante la ocupación nazi, casi el 85% de la ciudad se vio reducida a escombros y 700.000 personas perdieron la vida. Arrasada como resultado de las órdenes de Hitler en 1945, la mayor parte de Varsovia fue reconstruida en una docena de años. En el Museo Histórico de la Ciudad de Varsovia, en la Plaza de la Ciudad Vieja, se visualiza una película que describe la devastación de la ciudad. Por medio de los esfuerzos de toda la nación, y del apoyo de las comunidades polacas en el extranjero, los preciosos castillos, monumentos, catedrales y edificios gubernamentales que fueron - y son - el corazón y el alma de Varsovia, fueron meticulosamente restaurados.

Centro Cultural

Como centro cultural y científico del país, Varsovia, es sede de 18 facultades, la Orquesta Filarmónica, el Gran Teatro de la Ópera y Ballet de estilo neoclásico (1900 asientos), teatros, bibliotecas, galerías de arte y museos. Varsovia es una gran anfitriona en eventos culturales de renombre internacional como el Concurso Internacional de Piano Frederic Chopin, el Festival Internacional de Otoño de Música Contemporánea y la Reunión Internacional de Jazz. Literalmente, cientos de monumentos históricos se pueden ver en Varsovi, entre todos destaca el Castillo Real, el Palacio de la isla del Parque Lazienki, el Palacio de Belvedere y el Palacio de Wilanow. Las visitas a éstos y a los otros 19 museos, galerías y exposiciones atraen a la mayoría de los visitantes a la ciudad por no mencionar las iglesias restauradas y el monumento en memoria de los héroes del levantamiento del Ghetto Judío (1943). La reconstrucción del Casco Antiguo de Varsovia, refleja el deseo del país de sobrevivir y superar los malos tiempos, incluyendo su salto a la economía de mercado. Varsovia es también un polifacético destino turístico y ofrece varias rutas, maneras de conocerla y de pasar tiempo libre. Te proporcionamos más información en artículos relacionados.

CRACOVIA

Antigua capital de Polonia, situada en la parte sur del país, es una de las ciudades más bellas de Polonia y Europa, además de la perla de la corona. Wilhelm Feldman, autor y crítico, escribió al principio de este siglo; "Para encontrar el alma de Polonia, debes buscar en Cracovia". El alma de Polonia está esculpida en casi todas las piedras de su antigua capital y esta atmósfera puede sentirse en cada uno de los lugares más visitados. Cracovia es un coloso de arte y arquitectura, y su Casco Antiguo ha sido declarado por la UNESCO, como Lugar protegido de la Historia Universal. Pero Cracovia es también una ciudad moderna, la tercera más grande en Polonia. Situada en un lugar rocoso desde el que se puede ver el río Vístula, Cracovia atrae cada vez mas a un mayor número de turistas, seducidos por su pasado colorista, asociado a los héroes nacionales de Polonia. El santo patrón del país, Estanislao, atacado a traición y asesinado por el rey Boleslav el Calvo (siglo XI), descansa en una tumba de plata en el centro de la catedral de Wawel.

Legendaria

La legendaria Cracovia está llena de recuerdos de tiempos en que los reyes polacos eran coronados y enterrados en la catedral de Wawel, construída en el siglo XI. Una fabulosa colección de tapices de Arras, retratos y otros objetos preciosos, esperan a los visitantes. El corazón de la ciudad es Rynek Glowny, una gran plaza que recuerda a la Gran Plaza de Bruselas o la Piazza San Marco en Venecia. En un día cualquiera, el turistas se podra encontrar por las calles de Cracovia, a músicos ambulantes, estudiantes universitarios y pequeños grupos de turistas del interior. El Sukiennice, o La Lonja de las Pañerías, domina la plaza. Aquí era donde los mercaderes vendían sus mercancías. Hoy, los visitantes pueden adquirir aquí arte local y souvenirs o simplemente, saborear una taza de café o un expresso. ¡Es fácil recorrer el mercado medieval más grande de Europa y deleitarse gastronomicamente en el restaurante Wierzynek, como antiguamente lo hacia la realeza. Esta institución polaca, es el restaurante más antiguo en operación continua de Europa. Data de 1364 desde cuando Mikolaj Wierzynek preparó un famoso banquete de bodas para la nieta del Rey Casimiro el Grande. Siéntese y coma en los salones decorados con antiguos candelabros, viejas armaduras de guerra y bellos relojes. Otras atracciones en esta zona incluyen las originales murallas de la ciudad, la fortaleza barbicana y la Puerta Florian. Lo que alguna vez fue la principal entrada de la ciudad, ahora es la sede de un floreciente espectáculo de arte al aire libre. Además, el distrito Kazimierz, uno de los principales centros de religión, cultura y aprendizaje judíos desde el siglo XV, se vanagloria ahora de poseer un gran complejo de arquitectura histórica restaurada.

AUSCHWITZ - BIRKENAU

El segundo campo y el de mayor tamaño que se construyó es el que la mayor parte de la gente conoce como Auschwitz. Fue construido en 1941 en la localidad de Bikernau (a 3 kilómetros del campo principal) como parte del plan de la Alemania nazi conocido como “Solución final” en el que se pretendía aniquilar a la población judía. El campo contaba con una extensión de 175 hectáreas y se encontraba dividido en varias secciones delimitadas con alambres de púas y verjas electrificadas. Auschwitz – Birkenau no era un campo de trabajo igual que los demás, sino que se construyó con la función de exterminar a los prisioneros que entraban en él. Para ello fue equipado con cinco cámaras de gas y hornos crematorios, cada uno de ellos con capacidad para 2.500 prisioneros. Tras llegar hasta el campo en los vagones de carga de un tren en un terrible viaje de varios días en el que no recibían agua ni comida, los prisioneros eran seleccionados. Algunos iban a parar directamente a las cámaras de gas y otros eran enviados a los campos de trabajo o bien eran empleados para la realización de experimentos. Los prisioneros considerados poco aptos para trabajar eran trasladados hasta las cámaras de gas, donde se les informaba de que iban a recibir una ducha y, tras dejar sus pertenencias en una sala, eran encerrados y asesinados con Zyklon B. Cuando todos habían muerto se revisaba que no tuvieran ningún objeto de valor (dientes de oro, pendientes…) y eran llevados a los hornos crematorios. Aunque en un primer momento no se llevaba a las mujeres al campo, en 1942 comenzaron a trasladarlas a Auschwitz II, donde eran asesinadas u obligadas a participar en crueles experimentos de esterilización que tenían lugar en el campo principal. En el campo aún se conservan algunos barracones originales, las enormes letrinas y los restos de los hornos crematorios y las cámaras de gas que los nazis trataron de destruir antes de su precipitada huida.

DOCUMENTACIÓN

Polonia es miembro de la Unión Europea y de la zona Schengen, en cuyo territorio los ciudadanos europeos pueden viajar a Polonia bien con DNI, bien con pasaporte. Tanto si el vuelo procede de un destino exterior a la UE como si se quiere continuar el viaje a un país no miembro de la UE, es necesario llevar el pasaporte para presentarlo durante el viaje. Para los residentes extranjeros en España es necesario llevar un documento identificativo que no sea la tarjeta de residencia española, ya que no se considera documentación de viaje. Es necesario viajar con un DNI o pasaporte en vigor. Asimismo es aconsejable que los menores de edad que viajen solos, o con acompañantes que no sean sus padres, tengan su propio pasaporte. Los que viajen con sus padres deberán llevar la documentación necesaria que lo acredite. Antes de comprar sus billetes es recomendable consultar cada caso en la respectiva compañía (las normas pueden variar según las diferentes compañías de transporte). Muchos ciudadanos de los países de América Latina también pueden viajar a Polonia sin visado con pasaporte válido. Entre estos países se encuentra: Argentina, Brasil, Chile, Guatemala, Honduras, Colombia, Costa Rica, México, Nicaragua, Paraguay, Panamá, Perú, Salvador, Uruguay, Venezuela pero recomendamos comprobarlo en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores (http://www.msz.gov.pl/en/travel_to_poland/entering_poland/visa_free/visa_free_countries)

DINERO

En Polonia todavía no se usa el EURO, siendo la moneda oficial polaca el ZLOTY, cuyas siglas bancarias son PLN. No se admite el pago con euros en tiendas, ni restaurantes, ni museos, etc. Billetes y monedas La moneda polaca se llama ZLOTY, que significa "de oro". Sus siglas bancarias son PLN. Un zloty equivale a cien groszy (céntimos de zloty). Las monedas se dividen en 1, 2 y 5 zloty; 1, 2, 5, 10, 20 y 50 groszy. Los billetes, por su parte, en 10, 20, 50, 100 y 200 zloty. Los billetes de zloty están señalizados para los invidentes en la parte izquierda debajo de la siguiente manera: 10 zloty - con un cuadrado 20 zloty - con un círculo 50 zloty - con un rombo 100 zloty - con una cruz 200 zloty - con un triángulo Cambio Es necesario cambiar euros a zlotys. Un Euro tiene un valor de aproximadamente cuatro zlotys (cifra que se encuentra en continua oscilación). En todas partes existen oficinas de cambio llamadas "kantor", donde no cobran comisión. En grandes ciudades incluso los hay abiertos las 24 horas del día. No es aconsejable cambiar el dinero en los kantor situados en los aeropuertos, ya que suelen cobrar comisión aparte de ofrecer el cambio menos rentable. Se puede cambiar el dinero en bancos en su horario habitual de apertura (desde las 8-10 de la mañana hasta las 15-18.00 de la tarde) o en correos, aunque aquí también cobran comisión. Bancos y cajeros automáticos Los bancos abren los días laborables entre las 8-10 de la mañana hasta las 15-18 horas por la tarde ininterrumpidamente, y algunos incluso los sábados, hasta las 13.00 o 14.00 horas. Aceptan cheques de viaje (travellers’ check), gestionan su reposición en caso de pérdida y realizan cambio de EURO a la moneda polaca, ZLOTY (PLN). Para realizar una transferencia o recibirla se puede hacer la gestión a través de una de las empresas como Moneybookers (transacciones bancarias a través de Internet) o Western Union. Los cajeros automáticos se encuentran en los bancos, las grandes superficies comerciales, las estaciones de trenes y autobuses, aeropuertos... pueden ser utilizados por los propietarios de tarjetas de débito y de crédito. Sin embargo, debe consultar con su banco las tarifas que se le puedan aplicar a la hora de utilizar cajeros en el extranjero. Uso de tarjetas de crédito El uso de tarjetas de crédito y débito es muy popular en Polonia aunque hay sitios en los que solo se puede pagar en efectivo. Se admiten todas las tarjetas europeas internacionales y la Visa Internacional, tanto de débito como de crédito. Las tarjetas de débito pueden ser utilizadas en cajeros y grandes superficies comerciales; las de crédito sin restricciones. La principal diferencia con España radica en que no se pide el documento nacional de identidad al efectuar la compra con tarjeta, así que recomendamos que se asegure de que la tiene firmada, ya que en caso contrario podrían negarse a cobrarle por esta vía.

SANIDAD

Polonia y España tienen un acuerdo de asistencia sanitaria y, por lo tanto, es necesario viajar con la tarjeta sanitaria europea que se puede conseguir en la Tesorería de la Seguridad Social correspondiente a su domicilio (personándose o por internet). La tarjeta suele tener una validez de dos años y puede ser utilizada en viajes que se realicen a otros países europeos firmantes del acuerdo. En caso de ser atendido/a por urgencia en Polonia puede ser que sea preciso pagar alguna tasa. En tal caso, deberá guardar los resguardos y/o facturas de pago para que le sean reembolsadas en España. La información más actual sobre los diferentes anexos del mencionado acuerdo la encontrará en la Tesorería de la Seguridad Social. Si desea un seguro más completo puede adquirir un seguro privado de cualquier compañía aseguradora. En Polonia existe un sistema sanitario y de asistencia pública y concertada muy bien desarrollado, al igual que la asistencia médica privada. En caso de necesidad, es posible recibir ayuda médica básica y contar con cuidados por parte de especialistas o asistencia en hospital. Las personas con seguro que acudan a un centro público de asistencia médica deberán presentar la tarjeta de su seguro médico. Solo en caso de parto o de que su vida corra peligro será posible visitar al especialista sin volante. En caso contrario se necesita un volante remitido por el médico de cabecera. Farmacias La red de farmacias es muy amplia, con guardias en cada ciudad o zona. En caso de tener que tomar medicamentos con frecuencia por enfermedades de larga duración, es mejor llevar consigo las recetas expedidas en su país de residencia, ya que en la mayoría de los casos son aceptadas. Algunos medicamentos como los antiinflamatorios, analgésicos o vitaminas se venden en supermercados y kioscos. Accidentes y Enfermedades Repentinas Las localidades más grandes del país cuentan con centros de urgencias que aportan ayuda en caso de necesidad. El transporte en ambulancia es gratuito en situaciones de urgencia. El teléfono de urgencias médicas es el 999 en todo el país. El número de urgencias en general es el 112, al igual que en toda la Unión Europea. 112, si llamamos desde un teléfono móvil. 999, si llamamos de un teléfono fijo (llamada gratuita).

POLONIA

Un destino diferente lleno de historia y ciudades medievalesViajar a Polonia es viajar a un país con una gran riqueza cultural e histórica con un importante legado medieval, un país con tradiciones y una gran cantidad de monumento y ciudades patrimonios de la humanidad. Realiza un circuito y podrás descubrir Cracovia, antigua capital y una de las ciudades más bonitas del país con un casco medieval más bello de Europa, Breslavia conocida como la “Venecia Polaca” por sus puentes; Varsovia una ciudad completamente nueva reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial y sin olvidar Auschwitz, el campo de concentración nazi más grande y atroz de Polonia y de Europa. Cuando viajes a Polonia descubrirás un país diferente, que sigue conservando tradiciones y estilos de vida sencillos. Pero también unas ciudades modernas a la par que bañadas por historias pasadas y otras más recientes. Descubrirás pueblitos encantadores de estilo medieval con una gastronomía única y te enamorarás de la hospitalidad de los polacos.

EL PRECIO INCLUYE:
  • Billete de avión Madrid - VARSOVIA / CRACOVIA - Madrid, en clase turista.
  • Seguro de viaje
  • 3 noches de alojamiento en hoteles de categoría Turista Superior o similar en régimen de Alojamiento y desayuno.
  • Traslados indicados en el itinerario
  • Asistencia telefónica 24 horas.
EL PRECIO NO INCLUYE:
  • Excursiones o visitas mencionadas como opcionales.
  • Guía y entradas
  • Extras del cliente.
  • Almuerzos y cenas durante el viaje.
  • Propinas y tasas de alojamiento si las hubiera.
  • Cualquier otro aspecto no reflejado en el apartado "El precio Incluye".

Este precio está basado en periodo de temporada baja y para un mínimo de 30 participantes.

USO DE COOKIES
Uso de Cookies. www.hayaperegrinaciones.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de cookies.